Recién Nacido

Antecedentes

En Tamaulipas, la tasa de mortalidad infantil muestra un discreto descenso en los últimos 3 años, en el 2008 se observaron 13.29 defunciones por mil menores de 1 año y en el 2010 se registró una tasa de 10.36. Dentro de las principales causas se observa  la muerte por asfixia y trauma al nacimiento con una tasa de 4.37 y 3.5 en 2008 y 2010 respectivamente.

La estrategia de suplementación con megadosis demostró ser una de las intervenciones de salud con mayor costo beneficio por lo que a partir del 2010, se implementó la suplementación con una dosis de 50,000 UI de vitamina A para todos los recién nacidos como una estrategia más para reducir la mortalidad infantil.

En Tamaulipas durante el 2010, se presentaron 32,509 nacimientos, con un porcentaje de 5.96 de Prematurez y 7.2 de bajo peso.

Los patrones de mortalidad en los niños menores de cinco años son heterogéneos y dependen de la región del mundo de la que se trate. Las causas globales de mortalidad infantil muestran que el 90% de las muertes se presentan en 42 países, de estas, la diarrea y la neumonía así como la patología neonatal explican alrededor del 74% de las mismas.

La mortalidad neonatal se refiere a las muertes que se presentan entre los cero y los 28 días de vida después del nacimiento;  y refleja principalmente la atención que recibió la madre durante el embarazo y al momento del parto, durante el 2010 se observó una mortalidad neonatal de 10.30 por mil nacimientos, en donde se identifica el Hospital General de Tampico con una mayor tasa, seguido del Hospital General de Nuevo Laredo y el Hospital General de Reynosa.

Por otro lado, la mortalidad post-neonatal, se relaciona principalmente con las condiciones socioeconómicas, y más frecuentemente con la calidad de vida. En las áreas con baja mortalidad infantil, el componente neonatal corresponde a la mayor proporción de muertes.

En el estudio de Andrade y cols., donde el ingreso y la escolaridad fueron seleccionados como indicadores para detectar diferencias en la mortalidad perinatal, el ingreso fue la variable que explicaba mejor la disparidad en la TMI. En el estudio de Alves y cols. de 2007, la TMI más alta fue en el distrito con el ingreso más bajo.

Otro de los factores relacionados es la lactancia materna, en el estudio de Alves y Cols., se encontró que los incrementos temporales de la tasa de mortalidad infantil en las áreas con mayor ingreso económico estuvieron correlacionados con la falta de promoción y la casi nula lactancia materna, una vez corregido este factor las tasas de mortalidad volvieron a descender, evidencia similar encontraron Sena y Cols.

 

Objetivo General

Elevar la calidad de vida del recién nacido mediante acciones de prevención de enfermedades y protección de la salud.

 

Objetivos Específicos

  • Realizar los procedimientos de Atención Integrada y control de niño sano en el menor de un año.
  • Capacitar a los responsables del cuidado de las niñas y niños, en las medidas de atención en el hogar y en la identificación de signos de alarma de las enfermedades más comunes en este grupo poblacional.
  • Promover conductas de alimentación saludable en las embarazadas, padres, madres y responsables del menor de un año, mejorar sus conocimientos, para reducir la prevalencia de bajo peso al nacimiento, mal nutrición, anemia y deficiencia de vitamina A en este grupo de edad.
  • Identificación y seguimiento oportuno de los errores innatos del metabolismo.
  • Identificación y seguimiento oportuno de los defectos  al nacimiento.

 

Misión

Mejorar la calidad de vida en los recién nacidos, con acciones de prevención de enfermedades y protección de la salud, mediante atención integrada, priorizando los problemas con enfoque de riesgo y aseguramiento de la eficacia en la prestación de servicios, con el propósito de contribuir a la disminución de la mortalidad neonatal.

 

Visión

Contar con personal capacitado y calificado para  prevenir, atender e identificar oportuna los riesgos inherentes al recién nacido, que ofrezcan servicio con sentido humanista y profesionista.

 

Estrategias, líneas de acción  y actividades

Prevención de enfermedades en la población menor de un año. 

  • Acciones de prevención durante el periodo perinatal.
  • Exploración física completa.
  • Apgar.
  • Aplicación de vitamina K y vitamina A.
  • Profilaxis oftálmica.
  • Prevención y detección oportuna de ciertas afecciones originadas en el periodo perinatal.
  • Vacunación con BCG y Hepatitis B.
  • Fomentar la Lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses.
  • Identificación de factores de riesgo para bajo peso al nacimiento y Prematurez.
  • Orientar a las madres sobre signos y síntomas de alarma.
  • Programar citas para control del niño sano.
  • Fomentar la estimulación temprana.
  • Toma de muestra de tamiz neonatal para la identificación de los errores innatos del metabolismo.
  • Toma de tamiz auditivo.
  • Detección oportuna de malformaciones congénitas.
  • Identificación y referencia a las unidades médicas especializadas para manejo.

 

Capacitación y actualización del personal de salud.

  • Fortalecimiento de la capacidad de respuesta del personal de salud para la atención de urgencias pediátricas.
  • Actualización en el manejo de reanimación neonatal.
  • Fomentar la estrategia  “Al nacer regístrame”.

 

Evaluación, supervisión y análisis de la morbimortalidad del recién nacido y menor de 1 año.

La consulta a los 7 días permite la identificación de algunos defectos al nacimiento, no detectados al momento de la asistencia al recién nacido, como:

  • Hidrocefalia aislada.
  • Microtia atresia.
  • Craneosinostosis.
  • Cardiopatías congénitas.
  • Pie equino varo.
  • Luxación congénita de cadera.
  • Anomalías en reducción de miembros.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita.
  • Hipoacusia o sordera.
  • Defectos de globos oculares (enoftalmia, microftalmía).

El control a los 28 días nos permitirá continuar con el control del recién nacido vigilando su crecimiento y desarrollo, la realización de la detección de hipotiroidismo congénito mediante el tamiz neonatal a través de la punción de sangre del talón, a aquellos neonatos que no se les haya realizado su detección al nacimiento o a los siete días de vida. De igual manera se continuará con su esquema de vacunación.

 

Consultas de control para el recién nacido sano

Las actividades a realizar en éstas son:

  • Interrogatorio sobre evolución del recién nacido, lactancia y presencia de signos y síntomas de alarma.
  • Exploración física, somatometría (peso, talla).
  • Identificación de defectos al nacimiento.
  • Toma de muestra (en la primera consulta), para examen de tamiz neonatal en talón entre el 3 y 5 día de nacido.
  • Orientación sobre los signos y síntomas de alarma.
  • Orientación sobre lactancia materna exclusiva, cuidados del recién nacido, esquema de vacunación, nutrición, crecimiento y desarrollo.
  • Orientación sobre estimulación temprana.

 

Toma de muestra para tamiz neonatal

A todo recién nacido se debe realizar la prueba de tamiz neonatal, por la técnica de papel filtro o por tiras reactivas; la prueba se realiza con sangre de talón (3er. Al 5º. Día de nacidos).

A todo recién nacido que salga positivo, se deberá realizar pruebas confirmatorias: determinación de TSH y T4 libre en sangre y perfil tiroideo (en caso de contar con los recursos). Ante un caso positivo se realizará gammagrafía tiroidea y determinación de edad ósea, para tener un caso comprobado de Hipotiroidismo Congénito; se deberá localizar al niño para iniciar su tratamiento con L – Tiroxina, realizando control a las cuatro semanas para ajustar la dosis del medicamento. Se deberá seguir el tratamiento y se continuará hasta los dos años de edad, donde se revalorará su continuación.

 

Vacunas al recién nacido

Antes que el neonato abandone la unidad en la que fue atendido el parto, se le deberán administrar las primeras inmunizaciones de acuerdo al esquema vigente, como son hepatitis b y antituberculosa (BCG). Del mismo modo se deberá instruir a la madre sobre la importancia de continuar con la administración puntual del esquema.

 

Signos y síntomas de alarma en el recién nacida

  • Ataque al estado general (fiebre, hipotermia, alteraciones del estado de alerta, llanto, modificación de postura y actitud, cambios de coloración).
  •  Rechazo a la vía oral (alteraciones de succión y/o deglución, vómito).
  •  Signos de dificultad respiratoria.
  •  Hiperemia y/o secreción purulenta en base de cordón umbilical.
  •  Evacuaciones diarreicas, deshidratación y/o distensión abdominal.
  •  Ictericia progresiva.
  •  Defectos al nacimiento.

DE ACUERDO AL RIESGO, CONTINUAR EL CONTROL EN LA UNIDAD DE PRIMER NIVEL O REFERIR A UNA UNIDAD DE MAYOR CAPACIDAD RESOLUTIVA.

 

Estimulación temprana del recién nacido

Todo recién nacida debe recibir estimulación para favorecer el desarrollo de su capacidad potencial. Se debe proveer de información necesaria a los padres, para que ellos sean los encargados de estimular a los niños desde sus primeros días de la vida.

 

Actividades de estimulación de cero a cuatro semanas de vida:

  •  Hablarle al niña mientras se le alimenta o se le viste.
  •  Estimular su audición, por medio de un objeto sonoro (sonaja o campana).
  •  Acostada boca arriba, flexionar y extender las piernas en forma  alterna.
  • Acostada boca abajo, moverle las piernas como si estuviera gateando.
  • Tomarla de las manos y llevarlo suavemente hacia delante.
  • Cambiarla de un ambiente sombreado a uno iluminado, para proveer estímulos luminosos.

DE ACUERDO A LA EVALUACIÓN DE SU DESARROLLO SE DEBE CONTINUAR EL CONTROL EN LA UNIDAD DE PRIMER NIVEL O REFERIR A UNA UNIDAD DE MAYOR CAPACIDAD RESOLUTIVA.

 

Respuesta Social Organizada

Excluyendo a la medicina privada, los servicios de salud en Tamaulipas se proporcionan por instituciones que atienden a población asegurada y las que tienen bajo su responsabilidad la salud de la población no asegurada, el Sistema de Protección Social en Salud, el IMSS e ISSSTE fundamentalmente para el primer grupo e IMSS-oportunidades y Secretaría de Salud para el segundo.

Para atender a la población bajo responsabilidad de la Secretaría de Salud y del SPSS, en la actualidad el Sistema Estatal de Salud cuenta con 404 unidades de salud, de primer nivel, 14 clínicas, 289 centros de salud, 3 centros de salud con hospital, 3 hospitales especializados, 15 hospitales generales, 5 hospitales integrales, 46 unidades móviles, 29 UNE, en estas unidades hay 2724médicos y 3986 enfermeras, en donde 746 son médicos generales y/o familiares.

Los servicios de salud aumentan a una velocidad mayor que la población, estos últimos a su vez hacen mayor uso de dichos servicios, de tal forma que ahora toca desarrollar estrategias orientadas a reducir las desigualdades, utilizar más eficientemente los recursos y mejorar la calidad de los mismos, para así contribuir a que México cuente con una población más saludable. Los Servicios de Salud aumentan a una velocidad mayor que la población, y es la población quién a su vez hace mayor uso de estos servicios, de tal forma que ahora toca desarrollar estrategias orientadas a reducir las desigualdades, utilizar más eficientemente todos los recursos (humanos, materiales y financieros) y mejorar la calidad de los mismos, para así contribuir a que México cuente con una población más saludable.

Ir a Sala de Prensa

Últimas Noticias